Aldeas Infantiles S.O.S

Hace unas dos semanas, durante una reunión de nuestro Comité de Donaciones, fuimos informados que disponiamos de alrededor de un centenar de juguetes para niños y niñas de cero a diez años. Luego de discutir las multiples opciones se me ocurrió proponer como beneficiarios a los niños de las Aldeas Infantiles SOS de Ciudad Ojeda, institución que conocí junto a mi esposa hace menos de dos años por intermedio de un buen amigo.

La experiencia de conocerlos y haber podido compartir con ellos me dio una idea de la labor tan extraordinaria que llevan a cabo en nuestra comunidad, inmediatamente nos llegaron al corazon, por lo cual, en familia, decidimos aportar un granito de arena en favor de ellos a la medida de nuestras posibilidades.

Este esfuerzo nació de la idea de un hombre, un idealista, de origen austriaco y con una experiencia de vida similar a la que pueden vivir algunos niños y niñas de las Aldeas Infantiles SOS, porque perdió a su madre cuando era muy pequeño y fue una de sus hermanas quien con apenas 15 años se ocupó de él y de sus siete hermanos.

Todo comenzo con el sueño de tener un lugar donde los niños y niñas en situación de riesgo social  recibieran todo lo que él una vez recibió de su hermana y sus hermanos.

Aldeas Infantiles SOS ha sido pionera en definir un enfoque familiar para el cuidado de niños y niñas privados de su medio familiar y gracias a los resultados positivos que ha alcanzado, hoy es considerada la Organización de Desarrollo Social, en el ámbito de niñez y adolescencia, más grande del mundo.

La Aldea Infantil en Ciudad Ojeda  tiene mas de treinta (30) años ofreciendo sus servicios con el objetivo de prevenir el abandono infantil. Hoy en dia atiende a noventa y seis (96) niños, niñas y adolescentes con edades comprendidas entre 4 y 18 años.

Luego de obtener el acuerdo de los miembros del Comite de Donaciones, decidimos hacer una visita imprevista a las instalaciones de las Aldeas de Ciudad Ojeda, alli fuimos recibidos por una de las trabajadoras sociales quien esta a cargo de ellas. Mis compañeros y yo pudimos constatar en esta visita de primera mano la loable labor que en la institución se esta llevando a cabo.

El centro esta organizado en Familias, las cuales estan dirigidas por una Madre que tiene a su cargo entre 9 y 11 niños, niñas y adolescentes de diferentes edades. Cada familia tiene su propia casa, que cuenta con las comodidades básicas y en las que se respira un ambiente de amor, alegria y fraternidad a pesar de las historias individuales de los miembros familiares.

En esa oportunidad dos de las madres nos abrieron las puertas de sus casas, a todos nos llamo fuertemente la atención, la dedicación y la vocación con las que estas mamás sustitutas atienden cada una de las necesidades de sus casas y de cada uno de sus hijos a los que los unen fuertes lazos, lazos que en la mayoria de los casos se mantienen hasta mucho despues que los niños y niñas ya convertidos en adultos salen de sus casas, dejando a sus madres y a sus hermanos mas pequeños para seguir una carrera, un trabajo o formar sus propias familias.

Las historias son muchas, cada una es un caso particular y pasan desde la horfandad, el abuso fisico y psicologico, el abuso de drogas o alcohol entre muchas de las razones para que legalmente se recomiende que los menores queden bajo la custodia de la institución.

Finalmente luego de dos semanas repetimos la visita para la cual preparamos unos 110 regalos y a primera hora de la tarde del Viernes nos dispusimos a entregar los juguetes que teniamos preparados para ellos.

Alli fuimos recibidos por varios de los representantes de la institución y por una de las madres que en la ocasión anterior nos dejó entrar a su casa, quien esta vez nos sorprendio con dos de sus pequeños de cuatro años, una niña y un niño que tuvieron la oportunidad de adelantarse al grupo y escogieron sus juguetes.

En ese momento las sonrisas de felicidad que nos regalaron fueron increibles, momentos como estos no tienen precio.

La satisfacción que siente un ser humano al saber que esta ayudando a otro que esta necesitado es el mejor nutriente que pueda existir para el alma. Estoy seguro que con el apoyo del Comite y de la Gerencia seguiremos apoyando esta hermosa causa.

Quedara en las manos de cada uno de nosotros ofrecer un granito de arena para brindar alegria y esperanza a esos pequeños que tanto lo necesitan, animense, acerquense, colaboremos con ellos.

por Dusan Milosavljevic.

0