Amor por lo que haces

En este mes del amor y la amistad, un mes para compartir y demostrar afecto, sin duda, debemos ENAMORARNOS de lo que hacemos; este es un detalle que está a simple vista pero que aproximadamente todos pasan desapercibidos y que es fundamental, ese amor por su trabajo, por lo que más disfrutan; y que por ende, traerá como resultado proyectar hasta cinco veces más la posibilidad de obtener una mayor remuneración y reconocimiento profesional en el mediano plazo.

“Cuando el salario es el único motivador, el empleado es amenazado por monotonía, la falta de oportunidades de crecimiento y la frustración que provoca desempeñar un mismo puesto durante cinco, 10 ó 15 años”, indicó Margarita Chico, Directora Corporativa de Comunicación del portal de empleo Trabajando.com.

Preocuparse sólo por el dinero como indicador del éxito alcanzado, es un mito muy apegado en muchos países de Latinoamérica, al grado de que 70% de los candidatos a un puesto siempre preguntan o están preocupados por cuánto les van a pagar.

La conquista profesional y la superación personal, son consecuencia del amor por lo que hacemos, de ser un líder o un empleado clave; de saber y conocer como trabajar en equipo, adiestrarse y tener oportunidades de desarrollo en la empresa; lo cual traerá un ascenso y, con ello, un ingreso superior.

Parte de la naturaleza del Latinoamericano, es el excesivo interés por el dinero, antes que el gusto por laborar, la falta de amor por lo que se hace. Ya que siempre anteponen la frase: “Trabajo, pero me pagas”, marchitando un poco, quizás, el buen desempeño que se podría tener si se tiene cariño por el trabajo a efectuar.

50% de las personas es capaz de desempeñar el mismo puesto durante años, sin tener oportunidades de hacer una carrera, capacitarse o ser feliz con lo que hacen, con tal de tener un salario alto y las mejores prestaciones.

Esto trae consigo graves consecuencias a la salud mental y física, tales como: crisis por estrés, desánimo y enfermedades –obesidad, diabetes y frustración–, y por ende dichas afecciones se hacen parte de la vida personal e impiden mantener una vida equilibrada y sin presiones.

Estudios demuestran que cuando antepones la felicidad en tu trabajo, las ganas de crecer en las empresas y el equilibrio profesional, las posibilidades de conseguir beneficios monetarios mayores son cinco veces mayores.

Para obtener el éxito laboral o profesional, sin dejarte ilusionar por el dinero, los expertos te recomiendan:

  • Hacer un autodiagnóstico. Define qué requieres para ser feliz y con qué satisfactores cuentas: un buen puesto, horarios adecuados, clima laboral positivo, prestaciones, un buen salario o una combinación de todos los puntos mencionados.
  • Establecer prioridades. Pregúntate qué temas o necesidades son más importantes de cubrir. ¿Deseas una vida profesional sin estrés, mayor formación, especializarte o desarrollar nuevas habilidades e iniciar una carrera en la empresa donde laboras? Contéstate con total honestidad.
  • Cambiar de actitud. Ello es esencial para tener éxito. Debes aprender a trabajar en equipo, aportar soluciones y respuestas concretas a los retos que plantea tu puesto. Ayudar y educarse es un valor que facilita tu ascenso y la obtención de un salario más competitivo.

“El dinero es una consecuencia del amor por tu trabajo, si piensas primero en éste, pierdes y no lo consigues. Nunca he trabajado por dinero”

Eugenio Derbez, acerca de la importancia de hacer lo que te gusta, crecer y mejorar tu nivel de vida.

0

Añadir un comentario