Aprender a Ser Líder.

Liderazgo tiene mucho que ver con ser gentil. Ser gentil genera una gran fortaleza, quizás la mayor de todas. Sin ella, su liderazgo comienza a parecerse al de guardia de una prisión: mientras Ud. está allí y tiene a la gente encadenada las cosas pasan pero en lo que voltee la espalda todos desaparecerán.

Un líder tiene la responsabilidad de preparar y enseñar a sus (empleados) jugadores a desempeñarse al máximo de su potencial y de darle las herramientas necesarias que les permitan alcanzar la grandeza competitiva. Debe evitar dar consejos y en su lugar emitir una opinión; esa es la diferencia entre decirle lo que tiene que hacer y ofrecer una sugerencia.

No confíe en la suerte tal como la gente la entiende. Suerte es el resultante del “diseño” y diseño es la planificación y preparación cuidadosa, que no están destinadas a mejorar la suerte sino a quitarla de la ecuación de desempeño.

Un líder tiene la responsabilidad de disciplinar sus sentimientos y reacciones. Si Ud. no controla sus emociones, sus emociones lo controlarán a Ud. Desconfíe de las emociones porque lo llevan a la emocionalidad. Sentimientos fuera de control que disminuyen nuestra efectividad. La emocionalidad es una debilidad que puede ser fatal; yo le doy mucha más valor a la intensidad.

Es la misma diferencia entre la llama de un soldador y un incendio forestal: ambos tienen abundancia de calor pero la llama del soldador corta el metal con precisión como si fuera mantequilla, mientras que el incendio forestal está fuera de control y consume el bosque. Por lo demás,  intensidad nos lleva a la  consistencia, y un equipo con un esfuerzo consistentemente aplicado y buena concentración siempre vencerá a un oponente inconsistente y emocional.

Un líder necesita ser un eterno aprendiz en búsqueda constante de conocimiento e información que provean mejores métodos a sus equipos, para que puedan desempeñarse al máximo de su competencia y alcanzar las metas de la organización. Cada uno necesita saber lo que está haciendo y ser capaz de hacerlo.

El líder necesita crear equipos con personas deseosas de sacrificar sus intereses y gloria personales

por la grandeza del equipo. Esto requiere amistad, lealtad y cooperación. La verdadera cooperación está presente cuando el líder se preocupa más por lo que es correcto que por quien está en lo correcto, y en buscar la mejor manera, no  su manera. Individualmente cada dedo de nuestra mano es débil. Trabajando juntos…cooperando… todos pueden pintar una obra maestra.

El rol del líder es crear equipos capaces de pintar una obra maestra. El líder necesita enseñar a sus empleados que ellos son un equipo, no un conjunto de operadores independientes. Todo el mundo contribuye al éxito de todos.

Un líder debe mostrar una convicción y determinación absolutas para mantenerse en el camino, no importa lo escabroso y amenazante que sea, ayudando a su gente a remar en la misma dirección mientras simultáneamente ejercita el buen juicio, el equilibrio y la moderación. Su intención debe ser evidente para todos.

El líder debe ser capaz de escuchar con sus oídos y  con sus ojos. A veces sus ojos le permitirán escuchar cosas que sus oídos no están oyendo o detectar diferencias entre lo que oye y lo que es evidente.

Liderazgo Es más que decirle a la gente lo que tiene que hacer. Su responsabilidad es crear condiciones para la unidad. La causa latente de la destrucción de toda causa o civilización ha sido el deterioro que viene desde adentro.

Éxito es la paz mental que resulta de la íntima satisfacción de saber que hemos hecho el esfuerzo para transformarnos en lo mejor de lo que somos capaces de ser. Para alinear a su gente en esta dirección, un líder modela y le da forma a los valores, actitudes y conductas fundamentales que fluyen a lo largo de la organización.

Si Ud. tiene las siguientes expectativas de quienes conforman su equipo y logra inculcarlas en su organización, el éxito estará con Ud.

1. Sea siempre un Caballero si es hombre, o una Dama si es mujer.

2. Sea siempre un integrante del equipo.

3. Esté a tiempo, siempre que el tiempo esté involucrado.

4. Aprenda continuamente.

5. Sea entusiasta, confiable y cooperador.

6. Gánese siempre el derecho de sentirse orgulloso y confiado.

7. Mantenga siempre sus emociones bajo control sin perder su deseo de lucha o agresividad en la competencia.

8. Tenga espíritu pero no sea temperamental.

9. Esfuércese siempre por mejorar, aunque manténgase convencido que nunca será suficiente.

Por:

Pedro Rivas

0

Añadir un comentario