Herramientas de un Buen Supervisor

UN SUPERVISOR es quien tiene la responsabilidad de guiar un conjunto de personas para asegurar el desempeño deseado, con la mayor eficacia, eficiencia y gratificación. Un buen supervisor trata adecuadamente, y con éxito, las tres dimensiones necesarias para el mejor  desempeño de las personas y equipos:

 

SENTIR:

Apreciar: Reconoce el valor de cada persona.

Comprender: Ponte en su lugar

Escuchar: Oye con intención de comprender.

Motivar: Encuentra lo que anima a cada  persona.

Modelar: Sé congruente y da el ejemplo. Confiar: Ten fe en ti mismo y en la personas de tu equipo.

Orientar: Define un rumbo y comunícalo. Acompañar: Mantente cercano.

 

PENSAR:

Objetivos: Decide lo que quieres lograr y compártelo.

Valores: Reconoce y vive los valores de la organización.

Prioridades: Defínelas a partir de los  objetivos y los valores.

Instruir: Ten lo conocimientos y trasmítelos.

Planificar: Elabora planes compartidos por  todos los responsables.

Organizar: Define los procesos, aclara las tareas y pon todo en su lugar.

Negociar: Prepárate y busca acuerdos. “ganar-ganar”.

Aprender: Facilita la reflexión en equipo para  aprender y mejorar.

 

ACTUAR:

Liderar: Sé un guía.

Equipo: Lidera, organiza y comparte.

Coordinar: Ordena la acción y armoniza los esfuerzos.

Delegar: Conoce a tus colaboradores y asigna responsabilidades.

Órdenes: Comprende tu autoridad y ejércela adecuadamente.

Evaluar: Hazlo con criterio, con justicia, para aprender y mejorar.

Controlar: Mide, está pendiente, reacciona bien y a tiempo.

Premiar: Mantente pendiente de los logros para estimularlos.

 

Por: IESA– Marcel Antonorsi Blanco

0

Añadir un comentario